INFORMACIÓN

                DEL

                                INSTITUTO

   

    

    

       PRESENTACIÓN

       DIRECTOR

       SECRETARIO GENERAL

       SECRETARÍA

       JEFE DE ESTUDIOS  

       ADMINISTRADOR

       PROGRAMA DE ESTUDIOS

       PLAN DE ESTUDIOS

       PROFESORES

       REGLAMENTO ACADÉMICO

       OBISPADO

       SEMINARIO

       UPSA

       UNIVERSIA-UPSA

       CONFERENCIA EPISCOPAL

       SAN JUAN DE AVILA

   

 
Reglamento Académico

 

I.      Reseña histórica

 

El Seminario Diocesano de Jerez se inauguró el 7 de octubre del 1985, día de Ntra. Sra. del Rosario, a los cinco años de la fundación de la nueva Diócesis de Asidonia–Jerez por su primer Obispo D. Rafael Bellido Caro. Estos primeros años de la Diócesis los seminaristas aún continuaban formándose en el Seminario de Sevilla.

A partir de la erección del Seminario, mientras los seminaristas de cursos teológicos terminaban sus estudios en el Seminario de S. Telmo (Sevilla), los de cursos inferiores, junto a los que aún estudiaban bachillerato se formaban ya en Jerez en la antigua Casa de Espiritualidad del Calvario construida unos veinte años antes y donde continúa hasta hoy.

No obstante, esta situación no se prolongó más allá del curso 1987-88, dada la dificultad de mantener en Jerez un Seminario propio sobre todo por la falta de profesorado. Por tal motivo se decidió incorporar a los candidatos desde el principio al Seminario hispalense, mientras que el Seminario Menor aunque con muchos altibajos y variaciones permanecería hasta el curso 1993-94.

Con objeto de constituir una comunidad propia y llevar a cabo un plan de formación específico también durante el tiempo de estancia en Sevilla, se decidió adquirir una vivienda. En el curso 1992-93 se consuma la separación entre ambas comunidades, aún manteniendo la vinculación al Centro de Estudios Teológico sevillano.

En aquellos años se ensayó la experiencia de enviar a algunos seminaristas a cursar los estudios de Teología a la Universidad Pontificia de Salamanca, con la cual nuestra Diócesis ha gozado tradicionalmente de un estrecho vínculo. Se pretendía así, una pronta inserción de los seminaristas en el plan académico salmantino para facilitar la continuación a partir del título de Bachiller de los estudios de Licenciatura.

Con la llegada de D. Juan del Río Martín a la sede jerezana, se consideró un objetivo primordial el traslado del Seminario, ahora con el nombre propio de San Juan de Ávila, a Jerez con objeto de asumir la Diócesis en plenitud la competencia que le es propia de formar a sus futuros sacerdotes. Para ello era necesario que fuese erigido un Instituto Teológico que llevara a cabo tal fin.

El día 29 de junio del año 2007, festividad de los santos apóstoles Pedro y Pablo, la Santa Sede ha reconocido la erección del nuevo Instituto y su afiliación a la Facultad de Teología de la Universidad Pontificia de Salamanca, que anteriormente había aprobado dicha afiliación. 

 

II.  Naturaleza y fines

 

Art. 1.- El Instituto Teológico San Juan de Ávila del Seminario Diocesano de Jerez, afiliado a la Facultad de Teología de la Universidad Pontificia de Salamanca es el instrumento diocesano para la docencia y formación filosófico-teológica de los candidatos al sacerdocio.

 

Art. 2.- El fin principal y específico del Instituto es la formación filosófico-teológica de los candidatos al sacerdocio, proporcionando a los alumnos un conocimiento completo, orgánico y sistemático de la Teología, conforme a la naturaleza del Ciclo Institucional. Es también fin propio de este Instituto colaborar a la formación permanente del Clero diocesano.

 

Art. 3.- Este Instituto tiene personalidad jurídica propia y pública, a tenor del c. 116 del Código de Derecho Canónico, con domicilio social en el edificio del Seminario Diocesano San Juan de Ávila, C/ Taxdirt, 32, 11.408, Jerez de la Frontera (Cádiz).

 

Art. 4.- Este Instituto se rige por los propios Estatutos y por lo que dispone el presente Reglamento que los desarrolla, confeccionados según las pertinentes normas canónicas y lo establecido por los documentos magisteriales referentes a la formación sacerdotal, así como por lo estipulado en las cláusulas del Convenio suscrito por la Universidad Pontificia de Salamanca y el Obispado de Asidonia – Jerez, y en consecuencia por los Estatutos de esta misma Universidad Pontificia

 

III.           Régimen de gobierno y organización del Instituto

 

Art. 5.- El Instituto Teológico San Juan de Ávila cuenta con los siguientes órganos de gobierno:

-       Órganos unipersonales: el Presidente, el Director, el Jefe de Estudios y el Secretario General del Instituto.

-       Órgano colegiado: el Consejo del Instituto y el Claustro de Profesores.

 

1.    Autoridades y órganos de gobierno

 

Son autoridades del Instituto y forman sus órganos de gobierno los siguientes cargos:

a)  El Presidente

 

Art. 6.- El Presidente del Instituto Teológico San Juan de Ávila es el Obispo de Asidonia – Jerez.

 

Art. 7.- Corresponde al Presidente la responsabilidad última del gobierno del Instituto.

 

Art. 8.- Por ello le competen las siguientes funciones específicas:

-       Velar para que el Instituto se ajuste a sus propios fines, teniendo en cuenta las necesidades de la Iglesia universal y local.

-       Presidir los actos académicos, claustros o reuniones del Instituto a los que asista.

-       Nombrar al Director del Instituto y comunicárselo a la Facultad de Teología de la Universidad Pontificia de Salamanca.

-       Nombrar al Jefe de Estudios, Secretario General y Administrador del Instituto.

-       Nombrar a los profesores, obtenido el visto bueno de la Facultad de Teología de la Universidad Pontificia de Salamanca y otorgar la misión canónica a los que enseñen materias concernientes a la fe y costumbres, así como decidir su cese, en conformidad con el artículo correspondiente del presente Reglamento.

-       Aprobar los planes de estudio del Instituto antes de ser sometidos a la aprobación de la Facultad de Teología de la Universidad Pontificia de Salamanca.

-       Aprobar este Reglamento Académico, así como las eventuales modificaciones que se produzcan, antes de ser sometidos a la aprobación definitiva de la Facultad de Teología de la Universidad salmantina.

-       Interpretar, como última instancia dentro del Instituto, los Estatutos y el presente Reglamento Académico del mismo y aprobar las decisiones encaminadas a modificarlos.

-       Aprobar los presupuestos anuales del Instituto Teológico, los gastos de funcionamiento del mismo, el balance anual, los gastos extraordinario que se produzcan, así como la remuneración de sus distintos cargos y funciones.

-       Enviar sacerdotes a prepararse para el ejercicio de la función docente en las Facultades y Ateneos que él determine.

-       Remitir a la Conferencia Episcopal Española la correspondiente relación trienal, haciendo hincapié en cuanto se refiere al desarrollo doctrinal y disciplinar del Instituto Teológico.

-       Dilucidar cualquier conflicto que pudiera surgir entre el Instituto Teológico y cualquier otra institución.

b)  El Director

 

Art. 9.- El Director es el Rector del Seminario Diocesano San Juan de Ávila de Jerez.

 

Art. 10.- Competencias del Director del Instituto Teológico son las siguientes:

-       Ejecutar los acuerdos y decisiones de las autoridades superiores, así como los del Claustro de Profesores.

-       Nombrar al Jefe de Estudios y al Secretario, previo conocimiento del Presidente.

-       Nombrar al responsable de la Biblioteca oído el parecer del Claustro de profesores.

-       Dirigir y coordinar las actividades del Instituto, decidiendo en lo que no está reservado a otras instancias y sirviendo de cauce a toda actuación que no tenga previsto otro recurso.

-       Velar por la calidad de la enseñanza y la competencia pedagógica de los profesores.

-       Informar periódicamente al Presidente sobre la vida académica del Instituto y sobre los acuerdos adoptados por el Claustro de profesores.

-       Informar anualmente al Decano de la Facultad de Teología de la Universidad Pontificia de Salamanca.

-       Informar regularmente al Claustro de profesores sobre las actividades y funcionamiento del Instituto.

-       Representar oficialmente al Instituto en los órganos de la Facultad de Teología de la Universidad Pontificia de Salamanca o ante cualquier entidad eclesiástica o civil.

-       Presidir el Claustro de profesores en ausencia del Presidente.

-       Nombrar y presidir los tribunales académicos para la obtención del Bachillerato en Teología.

-       Refrendar el grado de Bachiller en Teología, firmado por el Decano de la Facultad de Teología de la Universidad salmantina.

-       Convocar a los miembros del Consejo del Instituto Teológico en las ocasiones en que lo considere conveniente para garantizar un seguimiento inmediato del Instituto a lo largo del curso.

c)  El Jefe de Estudios

 

Art. 11.- Corresponden al Jefe de Estudios las siguientes funciones:

-       Elaborar y revisar el plan de estudios, adecuándolo según las directrices de la Iglesia, lo establecido por la Universidad Pontificia de Salamanca y las necesidades propias del Instituto.

-       Atender a los distintos departamentos, revisando y comprobando los programas de las asignaturas, con el fin de adecuarlos a las necesidades del plan de estudios y de la formación de los candidatos al sacerdocio.

-       Seguir el cumplimiento de los objetivos señalados en los planes de estudios y en las programaciones de las asignaturas. Velar así, con el director, por la calidad de la enseñanza y la competencia pedagógica de los profesores.

-       Confeccionar el calendario y horario de clases, fijar la fecha y lugares de exámenes, determinar el tiempo para la entrega de calificaciones y firma de actas, con el visto bueno del Director.

-       Presentar anualmente al Claustro de Profesores el Plan de Estudios y la distribución de las asignaturas según el calendario y el horario que habrán de asegurar el número de horas y créditos asignados a cada asignatura y determinando cuales sean los seminarios, cursos opcionales y clases prácticas que completan el Plan de Estudios.

-       Colaborar con el Director del Centro y el secretario general en la elaboración de la memoria del curso académico.

-       Colaborar con la Comisión de la Biblioteca según las funciones de este.

 

d)  El Secretario General

 

Art. 12.- Corresponden al Secretario las siguientes funciones:

-       Cuidar y mantener ordenado el Archivo del Centro.

-       Ser cauce ordinario de las relaciones del Centro con la Secretaría General  de la Facultad de Teología de la Universidad Pontificia de Salamanca.

-       Confeccionar el orden del día y convocar el Claustro de profesores, de acuerdo con el Director del Centro.

-       Colaborar con el Director del Centro y el jefe de estudios en la elaboración de la memoria del curso académico.

-       Levantar acta de las reuniones del Claustro de profesores, haciéndola pública en la sesión siguiente y conservándola en el Archivo del Instituto, así como de la profesión de fe de los profesores al comienzo de cada curso.

-       Anotar en los libros de registro el resultado de los exámenes de cada alumno.

-       Expedir certificaciones, atendiendo para ello a lo establecido por la Facultad de Teología de la Universidad Pontificia de Salamanca y a todas las normativas vigentes necesarias.

e)  El Administrador

 

Art. 13. Corresponden al Administrador las siguientes funciones:

-       Administrar rectamente los bienes e ingresos de que disponga el Instituto Teológico y custodiar sus fondos.

-       Cuidar el mantenimiento de las instalaciones, mobiliario y enseres.

-       Percibir los ingresos y efectuar los pagos en nombre del Instituto Teológico.

-       Elaborar el presupuesto económico del Instituto en conformidad con las bases establecidas

-       Presentar el estado de cuentas del Instituto Teológico al final de cada ejercicio al Presidente, una vez aprobadas por el Consejo del Instituto Teológico.

-       Confeccionar las nóminas del personal adscrito al Instituto Teológico y las gratificaciones económicas por los servicios prestados.

-       Gestionar con la Universidad Pontificia de Salamanca los trámites económicos que se deriven de la vinculación académica del Instituto.

 

Art. 14.- Los bienes muebles e inmuebles de que dispone el Instituto Teológico para la consecución de sus fines son los del Seminario Diocesano San Juan de Ávila y pertenecen, por tanto, a la Diócesis de Asidonia – Jerez.

 

Art. 15.- Para la realización de sus fines el centro cuenta con lo siguiente:

-       Los ingresos percibidos por las tasas académicas.

-       La aportación de la Diócesis de Asidonia – Jerez. 

-       Otras aportaciones de personas e instituciones públicas y privadas.

-       Los legados y donativos que tengan por destinatario el Instituto Teológico San Juan de Ávila de la Diócesis  de Asidonia – Jerez. 

 

2.  El Consejo del Instituto Teológico

 

Art. 16.- El Consejo del Instituto Teológico está compuesto por:

-       El Director.

-       El Jefe de Estudios.

-       El Secretario General.

-       El Administrador.

 

Art. 17.-  Son competencias propias del Consejo del Instituto Teológico las siguientes:

-       Analizar el Plan de Estudios del Instituto Teológico presentado por el Jefe de Estudios y que habrá de someterse a la aprobación del Director antes de presentarlo al Consejo de la Facultad de Teología de la Universidad Pontificia de Salamanca.

-       Conocer y aprobar el Informe Anual elaborado por el Secretario que ha de enviar a la Facultad de Teología de la Universidad Pontificia de Salamanca.

-       Velar en todo momento por la calidad académica y pedagógica, así como por las buenas condiciones materiales del Instituto Teológico, en consonancia con las orientaciones recibidas de la Facultad de Teología de la Universidad Pontificia de Salamanca y de las necesidades pastorales de la Diócesis de Asidonia – Jerez. 

-       Asesorar el Director del Instituto en lo referente a la selección de candidatos a profesores que hayan de presentarse al Presidente para su elección.

-       Aprobar las características metodológicas generales.

-       Atender y responder a las propuestas o sugerencias del Delegado de alumnos del Instituto Teológico.

-       Elaborar y revisar periódicamente el Reglamento General del Instituto Teológico.

-       Determinar las bases según las cuales el Administrador habrá de elaborar el presupuesto económico anual del Instituto y dar el visto bueno al mismo, así como al informe anual de cuentas.

-       Decidir, en primera instancia, las posibles sanciones que se han de imponer a profesores y alumnos, según lo establecido en el Reglamento general del Instituto Teológico, tras habérsele concedido a los interesados el previo trámite de audiencia y defensa.

-       Entender en aquellos conflictos de cualquier índole que puedan surgir en el funcionamiento interno del Instituto Teológico, principalmente de aquellos que solicite consejo el Director del mismo.

-       Determinar anualmente las normas de admisión y matriculación del Instituto Teológico.

-       Aprobar el calendario académico de cada curso escolar en coordinación con el Instituto Superior de Ciencias Religiosas Asidonense.

-       Organizar la sesión ordinaria de Apertura solemne de cada curso con el correspondiente Acto Académico, así como de aquellas otras sesiones o actos extraordinarios que se decidiera llevar a cabo.

 

Art. 18.- El Consejo del Instituto Teológico debe ser convocado por el Director en las ocasiones en que lo considere conveniente pero no menos de una vez al mes con el fin de garantizar un seguimiento inmediato del Instituto a lo largo del curso.

 

Art. 19.- El Consejo del Instituto Teológico se considera válidamente constituido con la asistencia de la mitad más uno de sus integrantes, siempre que uno de ellos sea el Director del Instituto.

 

Art. 20.- Las decisiones tomadas por el Consejo del Instituto Teológico son de carácter consultivo como auxilio valioso al Director del mismo. 

 

3.  El Claustro de Profesores

 

Art. 21.- A  tenor del c. 253, 1 del vigente C.I.C, no deberán faltar en el Claustro del Instituto, al menos, un profesor de Sagrada Escritura, tres de Teología Dogmática y Fundamental, uno de Teología Moral, uno de Historia de la Iglesia, uno de Derecho Canónico, uno de Liturgia, uno o dos por cada una de las Áreas Pastorales que se elijan como especialidades, dos de Filosofía y uno o dos especialistas en Ciencias Humanas. No deberá en ningún caso haber menos de seis profesores estables. Los profesores, deberán ofrecer garantías en la docencia e investigación, fidelidad a la doctrina católica y honestidad de vida y haber obtenido el título de Doctor o Licenciado, en una Universidad o Facultad reconocida por la Santa Sede, reunir condiciones de idoneidad científica y pedagógica, haber hecho profesión de fe, en la forma prescrita por la Santa Sede y haber recibido del Obispo diocesano la misión canónica.

 

Art. 22.- El Claustro de Profesores está integrado por los siguientes miembros:

a) El Director del Instituto.

b) El Jefe de Estudios.

c) El Secretario, sin derecho a voto en razón de este cargo.

d) El responsable de la Biblioteca del Seminario.

e) Los profesores

 

Art. 23.- Corresponden al Claustro de profesores las siguientes funciones:

-       Hacer propuestas sobre todos los aspectos relacionados con la actividad académica del Instituto.

-       Ser oído por el Director y el Jefe de Estudios en la elaboración de los planes de estudio y en la determinación de las orientaciones metodológicas generales y los sistemas concretos de evaluación.

-       Asesorar al Director en la determinación de las normas de admisión y matriculación en el Instituto.

-       Emitir su juicio en las cuestiones académicas que le presente el Director.

-       Ser oído en la elaboración de las normas de funcionamiento de la Biblioteca.

-       Ser previamente consultado en las eventuales modificaciones de los Estatutos del Instituto.

 

 Art. 24.- El Claustro de profesores, convocado por el Secretario General por mandato del Director del Instituto, se reunirá tres veces por curso, en sesión ordinaria, y en sesión extraordinaria cuando lo decida el Director, previo conocimiento del Presidente, siendo siempre necesaria la presencia al menos, de la mitad más uno de sus miembros para que sean válidas sus decisiones, aunque no para que pueda constituirse validamente como tal Claustro de profesores.

 

Art. 25.- Los profesores, más allá de la evaluación de las capacidades intelectuales del alumno, son llamados a participan a su modo en su formación. Por esta razón, además de las aportaciones puntuales, cada año, uno de los Claustros de profesores del Instituto deberá incluir con suficiente amplitud en el orden del día, la consideración de las actitudes vocacionales de los alumnos.

 

Art. 26.- Los acuerdos del Claustro se adoptarán en conformidad con el c. 119 del vigente C.I.C.

4.  La Comisión de Biblioteca

 

Art. 27.- El Instituto cuenta con una Comisión de Biblioteca formada por:

-       El Director.

-       El Jefe de Estudios.

-       Un profesor de cada uno de los Departamentos Académicos.

-       El responsable de la Biblioteca.

 

Art. 28.- Es competencia de la Comisión de Biblioteca lo siguiente:

-       Orientar la inversión de los presupuestos ordinarios y extraordinarios de la Biblioteca.

-       Decidir sobre las propuestas de adquisiciones que hagan los profesores y los alumnos.

-       Aprobar la memoria anual que presenta el responsable de la Biblioteca de las adquisiciones, de los pagos efectuados y de las suscripciones a revistas científicas.

 

Art. 29.- La Comisión de Biblioteca se reunirá por convocatoria del responsable de la Biblioteca del Seminario al menos una vez al año.

5.  Los Departamentos Académicos

 

Art. 30.- Con objeto de articular correctamente las distintas áreas y materias, establecer los seminarios y promover la investigación de los profesores se podrán establecer Departamentos de cada una de las cuatro áreas académicas (Sagrada Escritura, Filosofía y Humanidades, Teología Dogmática y Fundamental, Praxis e Historia).

 

Art. 31.- Los profesores que impartan las materias integradas en cada área elegirán un Jefe de Departamento cuya función será la de convocar, coordinar, informar y moderar las reuniones así como de anotar y llevar a la práctica las decisiones que en ellas se tomen.

 

Art. 32.- No podrán ser elegidos Jefes de Departamento aquellos profesores que ostenten algún cargo académico en el Instituto Teológico (Director, Jefe de Estudios, Secretario).

 

Art. 33.- La duración del mandato es trienal pudiendo renovarse de modo automático si no hay inconveniente por parte del interesado, de los órganos de gobierno ni del propio Departamento. La periodicidad de las reuniones de Departamento debe ser ordinariamente cuatrimestral.

 

IV.            El profesorado

 

Art. 34.- El Instituto Teológico contará con cuantos profesores sean precisos para explicar las materias que en él se imparten y para atender de modo conveniente a los alumnos.

 

1.    Nombramiento de los profesores y sus tipos

 

Art.  35.- En la elección del profesorado se tendrá en cuenta todo lo dicho en el c. 253.1 en lo referente a la competencia así como a la rectitud de vida de fe y costumbres, de acuerdo con lo exigido por la Iglesia.

 

Art. 36.- Se han de distinguir tres clases de profesores: ordinarios, extraordinarios e invitados.

 

Art. 37.- Profesores ordinarios son los que ejercen la docencia en el Instituto Teológico de modo estable. Su nombramiento corresponde al Presidente del Instituto Teológico a propuesta del Director y después de haber obtenido el visto bueno de la Facultad de Teología de la universidad salmantina.

 

Art. 38.- Profesores extraordinarios son los que no ejercen la docencia en el Instituto Teológico de forma permanente, sino que por un tiempo determinado, se les hace un encargo de docencia similar al desempeñado por los profesores ordinarios. Son nombrados por el Presidente del Instituto Teológico a propuesta del Director del mismo.

 

Art. 39.- Profesores invitados son aquellos que, durante un periodo limitado, colaboran en la tarea docente del Instituto Teológico, ocupándose de impartir cursos opcionales, seminarios o clases prácticas que figuren  en el Plan de Estudios como materias sometidas a evaluación académica. Son nombrados por el Director, una vez obtenido el visto bueno del Presidente del mismo.

2.    Derechos de los profesores

 

Art. 40.- Son derechos principales de los profesores:

-       Percibir una retribución adecuada, en armonía con la normativa diocesana vigente.

-       Gozar de la justa libertad para la docencia y la investigación (cf. c. 218 del vigente C.I.C).

-       Tener acceso a los medios ordinarios para desempeñar su labor.

-       Disfrutar de las facilidades necesarias para su conveniente actualización.

3.    Deberes de los profesores

 

Art. 41.- Son deberes principales de los profesores:

-       Cumplir los compromisos ligados a su labor docente y desempeñar los cometidos académicos que les encomiende el Instituto.

-       Impartir las clases fijadas en el calendario.

-       Asistir regularmente a los Claustros y a los órganos colegiales a los que pertenezcan.

-       Colaborar puntualmente con la Secretaría del Instituto cumplimentando las actas de calificaciones, informes, o documentos que sean solicitados.

-       Observar la debida adhesión al Magisterio de la Iglesia en el desempeño de su función (cf. c. 218 del C. I. C.), para lo cual es preceptivo al comienzo de cada curso la profesión pública de la fe y la moral católicas en la sesión solemne de apertura, según la fórmula anexa a este reglamento. De este acto se levantará el acta correspondiente.

4.    Cese de los profesores

 

Art. 42.- El cese de un profesor puede producirse por alguna de las siguientes causas:

-       Por jubilación, a los setenta años, pudiendo prorrogarse hasta los setenta y cinco por decisión del Presidente, previo diálogo con el interesado.

-       Por enfermedad que incapacite para las actividades académicas.

-       Por carecer de alguna de las condiciones enunciadas en el art. 21 del presente Reglamento Académico.

-       Por nombramiento para otro cargo incompatible con esta función.

-       Por incumplimiento reiterado de los deberes establecidos en el art. 40 del presente Reglamento Académico.

-       Por consumición del plazo para el que fue nombrado en el caso de los profesores contratados o invitados.

 

Art. 43.- El cese de un profesor, en todos los casos enumerados en el artículo anterior, es competencia del Presidente del Instituto Teológico, oído el parecer del interesado y del Director del Instituto.

 

Art. 44.- La petición de cese por voluntad del interesado debe ser comunicada al Director del Instituto con una antelación no menor de seis meses y, para que sea efectiva, debe ser aceptada por el Presidente del mismo.

 

Art. 45.- En casos puntuales y excepcionales, el Director del Instituto, Teológico, previo dictamen de su Presidente, podrá conceder a los profesores excedencia voluntaria, solicitada por motivos de enfermedad o para la realización de alguna tarea. La oportunidad y conveniencia de aceptar dicha solicitud será valorada por el Consejo del Instituto, que la someterá al dictamen del Presidente del mismo, informando puntualmente de la decisión adoptada y de los motivos que la sustentan.

 

Art. 46.- Estas normas relativas a la excedencia y al cese de los profesores se interpretarán en conformidad con las prescripciones contenidas en los Estatutos de la Facultad teológica de la Universidad Pontificia salmantina.

 

Art. 47.- Los honorarios a percibir durante el tiempo de la excedencia se fijarán de acuerdo con lo aprobado por el Consejo del Instituto Teológico, visto bueno por el Presidente del mismo.

V.   El Alumnado

 

Art. 48.- Todos los alumnos del Instituto Teológico San Juan de Ávila de acuerdo con los fines propios y la naturaleza del mismo han de ser candidatos a recibir las Sagradas Órdenes, bien como seminaristas, bien procedentes de alguna Casa de formación religiosa.

 

Art. 49.- Los alumnos del Instituto Teológico pueden ser:

Ordinarios: son aquellos que, antes de su inscripción en el Centro, reúnen aquellas condiciones que son exigidas para el ingreso en el Instituto y pueden optar a los grados académicos, cursando el currículum completo y realizando los correspondientes exámenes.

Extraordinarios: son aquellos alumnos que no pueden optar a los grados académicos por hallarse en situación especial, según decisión del Director, oído el parecer del Consejo del Instituto Teológico.  

 

Art. 50.- Los alumnos elegirán cada año a un delegado de alumnos del Instituto que podrá encauzar la opinión del alumnado y hacérsela llegar, tras solicitarlo al Consejo del Instituto Teológico.

 

1.    Admisión e ingreso de alumnos

Art. 51.- Para ser alumno ordinario del Instituto Teológico San Juan de Ávila se requiere, además de pertenecer a algún Seminario o Casa de formación religiosa, haber concluido los estudios exigidos para el ingreso en la Universidad española, según la ley vigente. De no ser así, se planteará la preparación para la Prueba de acceso para mayores de 25 años antes o simultáneamente a los estudios eclesiásticos, pero la obtención de grados quedará supeditada a la superación de dicha Prueba de acceso.

 

Art. 52.- Dado que el Instituto de Teología San Juan de Ávila está afiliado a la Universidad Pontificia de Salamanca, la Prueba de acceso para mayores de 25 años se realizará en dicha Facultad y siguiendo la normativa y metodología fijada por la misma.

 

Art. 53.- Para poder ingresar como alumno en el Instituto es necesaria la acreditación de los siguientes documentos:

-       Tarjeta de selectividad o pruebas equivalentes o cualquier título universitario español o extranjero homologado por el Ministerio de Educación y Ciencia.

-       Solicitud de matrícula en el impreso facilitado por la Secretaría.

-       Comprobante del pago de matrícula.

-       Si el alumno pertenece a un Instituto religioso, es necesaria una autorización para matricularse expedida por el Superior correspondiente.

-       Tres fotografías.

-       Fotocopia del DNI o Pasaporte.

 

Art. 54.- Para la inscripción efectiva se requiere el cumplimiento de los requisitos establecidos en el Reglamento Académico del Instituto, en especial la previa presentación de la documentación exigida y el pago de las tasas establecidas.

 

Art. 55.- La matrícula deberá formalizarse en las fechas señaladas por el calendario académico de cada año. La matrícula formalizada de cada asignatura es válida académicamente para tres convocatorias, mientras la formalizada para el Bachillerato en Teología sirve únicamente para dos convocatorias.

 

Art. 56.- Los alumnos no podrán realizar ningún examen con valor académico antes de haber formalizado la matrícula, aunque podrán asistir a clase con permiso del Jefe de Estudios.

2.    Derechos de los alumnos

 

Art. 57.- Son derechos de todos los alumnos:

-       Asistir regularmente a las clases en que están inscritos y demás actos académicos que organice el Instituto Teológico.

-       Utilizar la Biblioteca y demás instrumentos pedagógicos, en consonancia con las normas establecidas para cada caso.

-       Poseer el carnet de alumno del Instituto Teológico.

-       Elegir al Delegado de alumnos del Instituto y a través de él presentar propuestas al Consejo del Instituto Teológico de acuerdo a lo establecido en este Reglamento Académico.

-       Reunirse para fines académicos en los tiempos previstos reglamentariamente.

-       Ser evaluados de las asignaturas cursadas según las normas del Instituto.

-       Solicitar las convalidaciones y becas que estimen convenientes según las normativas pertinentes.

3.    Deberes de los alumnos

 

Art. 58.- Son deberes de todos los alumnos:

-       Asistir regularmente a las clases en que están inscritos y a los demás actos académicos que organice el Instituto Teológico.

-       Observar los Estatutos y el Reglamento del Instituto Teológico.

-       Mantener una conducta personal que facilite el buen funcionamiento de las actividades docentes y la buena convivencia en el Centro.

-       Acreditar su aprovechamiento en las diversas asignaturas mediante los correspondientes exámenes, pruebas o actividades, excepto los alumnos oyentes.

Art. 59.- La asistencia a clase tiene carácter obligatorio, de manera que el alumno perderá la escolaridad en caso de no asistencia a un tercio de las mismas, salvo que dicha asistencia esté dispensada por el Director del Instituto Teológico.

 

Art. 60.- Los alumnos que incumplan sus deberes o cometan falta grave serán sancionados pudiéndose llegar a la expulsión del Instituto.

 

VI.            Plan de Estudios y Titulación

1.    Plan de Estudios

 

Art. 61.- La programación de los estudios del Instituto Teológico San Juan de Ávila se desarrolla a lo largo de seis años o cursos académicos. Al finalizar este Ciclo Institucional, se concede a los alumnos el título de Bachillerato en Teología, una vez que ha superado las pruebas correspondientes.

 

Art. 62.- De acuerdo con la normativa establecida por la Facultad de Teología de la Universidad Pontificia de Salamanca, las asignaturas se valoran en créditos, según el Sistema Europeo de Créditos, acordado en el Convenio de Bolonia. De este modo, a cada crédito corresponde 25 horas de trabajo, de las cuales, 8 son horas lectivas impartidas por medio de clase magistral, 14 son horas de trabajo personal autogestionado por el alumno y acompañado tutorialmente por el profesor y 3 horas corresponden a la preparación inmediata de los exámenes y pruebas de evaluación.

 

Art. 63.- Cada año el Jefe de Estudios presentará el Plan de Estudio y la organización lectiva del curso al Claustro de Profesores teniendo en cuenta las siguientes premisas:

El calendario y el horario habrán de asegurar el número de horas y créditos asignados a cada asignatura.

Se habrá de determinar cuales sean los seminarios, cursos opcionales y clases prácticas que completan el Plan de Estudios.

 

Art. 64.- Al término del, sexenio el título académico obtienen los  alumnos ordinarios es de Licenciatura en Estudios Eclesiásticos. Para obtener el título de Bachillerato en Sagrada Teología habrá de superar académicamente el examen comprensivo de grado sobre toda la materia teológica, conforme al temario elaborado por el Instituto Teológico San Juan de Ávila y aprobado por la Facultad de Teología de la Universidad Pontificia de Salamanca.

2.    Exámenes y calificaciones

Art. 65.- Todas las materias están sujetas a exámenes finales individuales, para que los alumnos demuestren un dominio global y suficiente de las correspondientes disciplinas. Al mismo tiempo, cada alumno ha de presentar y exponer los trabajos escritos que se le encomienden.

 

Art. 66.- La forma de examen (escrito, oral o trabajo) queda a la libre consideración de cada profesor según la naturaleza de su asignatura, siendo especificado en el programa de la asignatura y contando con el visto bueno del jefe de estudios. En todo caso la falta de presentación a un examen o de un trabajo en la fecha indicada, por parte de un alumno, implica la pérdida automática de la convocatoria en la que éste se halle.

 

Art. 67.- Las calificaciones que se conceden son:

-       Sobresaliente con matrícula de honor (10 puntos)

-       Sobresaliente (9 a 9,9 puntos)

-       Notable (7 a 8,9)

-       Aprobado o Suficiente (5 a 6,9)

-       Suspenso o Insuficente (0 a 4,9)

 

Art. 68.- Todo alumno tiene opción a tres convocatorias ordinarias de examen para cada matrícula y en cada asignatura (junio, septiembre y febrero).

 

Art. 69.- Los exámenes se realizarán en las fechas anunciadas públicamente en el Calendario Académico, que es presentada en el Claustro de comienzo de curso. Dentro de estos plazos, el día de cada examen será  fijado por la Jefatura de Estudios, de acuerdo con la disponibilidad de los respectivos profesores y oído, dentro de lo posible,  el parecer de los alumnos.

 

Art. 70.- Además de los exámenes finales de las convocatorias de junio (de febrero para las que se imparten en el primer cuatrimestre) y septiembre, el profesor, siempre puede, según su criterio académico, incorporar algún examen parcial previo a la prueba final.

 

Art. 71.- El examen para la obtención del Bachillerato en Teología consta de dos pruebas sobre el temario oficial (tesis), una escrita y otra oral.

En la prueba escrita, el alumno elegirá uno de los dos temas extraídos por sorteo para todos los alumnos y lo escribirá durante un máximo de dos horas y media.

En la prueba oral, el alumno elegirá uno de los tres temas entresacados para él, por sorteo, ante el tribunal de dos profesores del Instituto Teológico, elegidos por el Director y un catedrático de la Facultad de Teología de la Universidad Pontificia de Salamanca. Dispondrá de 30 minutos para prepararlo y otros 30 para defenderlo ante dicho tribunal.

 

Art. 72.- Para poder acceder al examen de Bachillerato en Teología es preciso tener aprobadas todas las asignaturas del Ciclo Institucional.

3.    Convalidaciones y Becas

 

Art. 73.- Para solicitar una convalidación, el alumno deberá rellenar el impreso pertinente, que podrá adquirir en la Secretaría del Instituto. En ese impreso se debe pedir la convalidación de aquellas asignaturas que del plan de Estudios del Instituto Teológico San Juan de Ávila que, a juicio del alumno, coincidan con las que ya ha cursado en otro centro. Deberá especificar la asignatura que solicita convalidar del Instituto Teológico y la que presenta del otro centro adjuntan el programa correspondiente debidamente autentificado e indicando los crédito asignados. El alumno deberá presentar además un certificado completo de las asignaturas que ha cursado de naturaleza oficial y en el que se especifiquen las horas/créditos recibidas.

 

Art. 74.- La concesión de las convalidaciones corresponde a la Universidad Pontificia de Salamanca a la que el Director presentará un informe positivo a la solicitud del alumno, en caso de considerarlo pertinente.

 

Art. 75.- Los alumnos del Instituto Teológico podrán beneficiarse de las Becas o ayudas del Estado para el estudio. La petición se hará siguiendo el procedimiento ordinario a través de la Secretaría del Instituto. Así mismo podrán beneficiarse de becas privadas en caso de que estas estuviesen disponibles y cumpliesen los requisitos necesarios.

 

 
 
     
 

  Plaza del Arroyo, 50   -  11.403  JEREZ DE LA FRONTERA (Cádiz) [España]            Teléfono 956 338 800  Ext 153 -  Fax 956  338 561   itsja@diocesisdejerez.org           http://www.diocesisdejerez.org/itsja