INFORMACIÓN

                DEL

                                INSTITUTO

 

 

    

       PRESENTACIÓN

       DIRECTOR

       SECRETARIO GENERAL

       SECRETARÍA

       JEFE DE ESTUDIOS  

       ADMINISTRADOR

       PROGRAMA DE ESTUDIOS

       PLAN DE ESTUDIOS

       PROFESORES

       REGLAMENTO ACADÉMICO

       OBISPADO

       SEMINARIO

       UPSA

       UNIVERSIA-UPSA

       CONFERENCIA EPISCOPAL

       SAN JUAN DE AVILA

   

 

 

 

RESEÑA HISTÓRICA

El Seminario Diocesano de Jerez se inauguró el 7 de octubre del 1985, día de Ntra. Sra. del Rosario, a los cinco años de la fundación de la nueva Diócesis de Asidonia–Jerez por su primer Obispo D. Rafael Bellido Caro. Estos primeros años de la Diócesis los seminaristas aún continuaban formándose en el Seminario de Sevilla.

A partir de la erección del Seminario, mientras los seminaristas de cursos teológicos terminaban sus estudios en el Seminario de S. Telmo (Sevilla), los de cursos inferiores, junto a los que aún estudiaban bachillerato se formaban ya en Jerez en la antigua Casa de Espiritualidad del Calvario construida unos veinte años antes y donde continúa hasta hoy.

No obstante, esta situación no se prolongó más allá del curso 1987-88, dada la dificultad de mantener en Jerez un Seminario propio principalmente por la falta de profesorado. Por tal motivo se decidió incorporar a los candidatos desde el principio al Seminario hispalense, mientras que el Seminario Menor aunque con muchos altibajos y variaciones permanecería hasta el curso 1993-94.

Con objeto de constituir una comunidad propia y llevar a cabo un plan de formación específico también durante el tiempo de estancia en Sevilla, se decidió adquirir una vivienda. En el curso 1992-93 se consuma la separación entre ambas comunidades, aún manteniendo la vinculación al Centro de Estudios Teológico sevillano.

En aquellos años se ensayó la experiencia de enviar a algunos seminaristas a cursar los estudios de Teología a la Universidad Pontificia de Salamanca, con la cual nuestra Diócesis ha gozado tradicionalmente de un estrecho vínculo. Se pretendía así, una pronta inserción de los seminaristas en el plan académico salmantino para facilitar la continuación a partir del título de Bachiller de los estudios de Licenciatura.

Con la llegada de D. Juan del Río Martín a la sede jerezana, se consideró un objetivo primordial el traslado del Seminario, ahora con el nombre propio de San Juan de Ávila a Jerez con objeto de asumir la Diócesis en plenitud la competencia que le es propia de formar a sus futuros sacerdotes. Para ello era imprescindible que fuese erigido un Instituto Teológico que llevara a cabo tal fin.

El día 29 de junio del año 2007, solemnidad de los Santos Apóstoles Pedro y Pablo, la Santa Sede ha reconocido la erección del nuevo Instituto y su afiliación a la Facultad de Teología de la Universidad Pontificia de Salamanca, que anteriormente había aprobado dicha afiliación. 

La peculiaridad del ministerio presbiteral exige una formación específica que capacite a los llamados en el ejercicio del ministerio[1]. En este sentido, el Seminario es la “comunidad humana, eclesial, diocesana, educativa en proceso, a la que el Obispo según las normas de la Iglesia, confía la tarea de formar a los futuros sacerdotes seculares diocesanos”[2]. Para el buen funcionamiento de este Seminario se elabora este Reglamento de Régimen Interno siguiendo así las directrices del vigente CIC:

Cada Seminario tendrá (además del Plan de formación sacerdotal) un reglamento propio, aprobado por el Obispo diocesano o por los Obispos interesados si se trata de un Seminario interdiocesano, en el que las normas del Plan de formación sacerdotal se adapten a las circunstancias particulares y se determinen con más precisión los aspectos, sobre todo disciplinares, que se refieren a la vida diaria de los alumnos y al orden de todo el Seminario[3].


 


[1] Cf. Presbyiterorum Ordinis, 2; Plan de Formación para los Seminarios mayores,  1.

[2] Plan de Formación para los Seminarios Mayores, 9 que sigue a Pastores Dabo Vobis, 60b cuando define el Seminario como una comunidad educativa en camino: “La comunidad promovida por el Obispo para ofrecer, a quien es llamado por el Señor para el servicio apostólico, la posibilidad de revivir la experiencia formativa de que Señor dedicó a los Doce”.

[3] Código de Derecho Canónico, c.243.

 

Inauguración

El Instituto Teológico San Juan de Ávila, inaugurado el 17 de octubre de 2007, está adscrito a la Universidad Pontificia de Salamanca. Pertenece a la Diócesis de Asidonia-Jerez.  Está ubicado en la Casa de la Iglesia., edificio Bertemati,

Monseñor Juan del Río presidió el acto de inauguración del Instituto Teológico San Juan de Ávila y pronunció una lección inaugural en la que promovió la autocrítica. La Diócesis inauguró el Instituto Teológico San Juan de Ávila en su sede provisional de la Compañía de María, bajo la presidencia del obispo diocesano monseñor Juan del Río Martín, con la presencia en Jerez del decano de la Facultad de Teología de la Universidad Pontificia de Salamanca don Gonzalo Tejerina Arias,  y en una cita que ha sido abierta con la celebración de la Eucaristía y posterior acto académico en el que, tras palabras del director del Instituto Teológico (ITSJA) don Ignacio Gaztelu Pastor e informe del director del Instituto Superior de Ciencias Religiosas (ISCRA) don José Manuel Sánchez-Romero, el pastor ha desarrollado la lección inaugural bajo el título Reflexiones sobre algunas causas internas de la escasez de vocaciones.

Monseñor Del Río, agradeció a la Facultad de Teología de la UPSA, a la Comisión Episcopal de Seminario y Universidades y a la Congregación para la Educación Católica en Roma el apoyo al proyecto del nuevo Instituto Teológico San Juan de Ávila, ha comenzado señalando que "sin presbíteros no hay comunidad, sin 'directores de almas' se empobrece la familia cristiana y el apostolado de los laicos". También ha subrayado que "no vale que nos quedemos en las causas exteriores" cuando de analizar las razones de la escasez de vocaciones se trata aunque no ha faltado su mención a los "cambios culturales y sociales, problema de la baja natalidad, materialismo ambiental, nuevas modas y costumbres...". Insistió, sin embargo, en que "hemos de mirar también cómo está la 'casa' interiormente, no vaya ser que estemos poniendo el acento en los factores externos, olvidándonos que la enfermedad tiene sus causas también en la situación en que se encuentran muchas de nuestras comunidades cristianas". Añadió que "querer hablar de vocaciones sacerdotales supone introducirse en el misterio de la iniciativa de Jesucristo" y "nuestra responsabilidad es preparar el terreno adecuadamente para que esta llamada no caiga en terreno pedregoso, ni en terreno de zarzas, sino en tierra buena que sé mucho fruto".

De este modo, desglosó las razones de esta falta de vocaciones sacerdotales en las falsificaciones y silencios en la enseñanza de la fe y doctrina de la Iglesia, las falsificaciones y silencios a la hora de exponer lo moral de la Iglesia, la falta de apoyo de las familias cristianas a sus propios hijos, los graves descuidos en la celebración de los sacramentos, la predicación y vivencia de una espiritualidad 'light' y la ingenuidad ante el mundo. No faltaron, sin embargo, algunos remedios que el obispo asidonense reunió en la necesidad de "mirar a la Iglesia con cariño, como nuestra madre y maestra", "no tener miedo de predicar lo que enseña la Iglesia, aunque no sea políticamente correcto", cuidar de los sacramentos, "presentar el Cristianismo en general y la vocación sacerdotal en particular como un camino exigente pero sublime", "trabajar todos unidos" y la oración.

Concluyó agradeciendo a las familias que acrecientan en su seno la semilla de la vocación, al Seminario, sus formadores y profesores, al Club Serra que se dedican a la oración por las vocaciones y, de manera especial, "a todos los sacerdotes que en nuestra Diócesis desempeñan fielmente su ministerio con dedicación y entrega".

 

  Saludo de SS Benedicto XVI y don Juan a los Seminaristas. Alumnos del ITSJA
 
  Inauguración de ITSJA. Foto: Juan Ortega

 

 

 

 

D. Ignacio Gaztelu, Mon. Juan del Río, D. Gonzalo Tejerina y D. José Sánchez-Romero. Foto: Juan Ortega

   

INSTITUTO TEOLÓGICO SAN JUAN DE ÁVILA    Plaza del Arroyo, 50   -  11.403  JEREZ DE LA FRONTERA (Cádiz) [España]  

                                                                          Teléfono 956 338 800  Ext 153 -  Fax 956  338 561   itsja@diocesisdejerez.org           http://www.diocesisdejerez.org/itsja